Para que la educación náutica pueda participar del Convenio de Formación, Titulación y Guardia de la gente del mar (Stcw), se necesita desarrollar un nuevo modelo educativo, advirtió el experto Hugo Sergio Gómez Smith.

Hoy en día la Organización Marítima Internacional (OMI) estudia de manera permanente la actualización de las competencias que demanda un profesional del mar para adecuarse al entorno cambiante en el cual está sumergida la industria marítima, detalló.

 “Hay una falta de profesionales con habilidades en logística y puertos, se tiene necesidad de desarrollar otras áreas de la industria nacional, lo que demanda hoy en día preparar a los estudiantes para una segunda etapa de su carrera una vez finalizado su paso por los buques, que se ha reducido según la OMI de 25 a 10 años, lo que deja la interrogante de qué hará el resto de su vida, o bien contar con otras alternativas ante la ausencia de oportunidades en el sector marítimo, dado la sobrepoblación de gente de mar y la falta de buques”, explicó.

Recomendó formar especialidades complementarias y abrir nuevas áreas como investigación y desarrollo que sirvan de interfase como los grandes clústeres marinos donde se genera el nuevo conocimiento que debería ser llevado a los académicos y los instructores, evitando la obsolescencia del sistema educativo.

“Esta nueva estrategia de educación y formación enfoca su atención en los alumnos dentro de un salón de clases, donde los maestros e instructores sean capaces de crear entornos donde impere el pensamiento crítico e innovador”, añadió.

Actualmente navegan 1.6 millones de marinos (hombres y mujeres) que demandan una educación de calidad y que deberán adaptarse a los nuevos paradigmas de operación a la digitalización de la industria marítima, señaló Gómez Smith. Los actuales programas no están alineados con el Stcw 2010, se sigue trabajando con los programas de 1995, dado que Fidena inició a aplicar las restricciones de Manila 2010 hasta el 2014, y el desfase no se ha corregido por lo que parte del conocimiento de las competencias está fuera de la realidad con programas obsoletos, dijo.

“La prueba de la ineficiencia de los programas se refleja en los resultados de los sistemas de evaluación al cambiar del Sistema de Evaluación de la Gente de Mar, que fue suplido en 2016 por un nuevo programa de conocimientos más avanzados, llamado VOA (Videotel Online Access), un programa que incorpora un indicador alarmante del escaso conocimiento de los alumnos sobre temas novedosos vinculados a la sustentabilidad y el cambio climático, como el Código Polar, Marpol VI y el Convenio de Aguas de lastre, entre otros”, detalló.

Afirmó que en la actualidad existe una saturación de asignaturas, muchas de relleno, y la preocupación principal de los estudiantes es aprobar los exámenes debido a que algunas materias dependen de la memorización, lo que va en sentido contrario a los nuevos sistemas.

"No se ha desarrollado ninguna estrategia para suplir el vacío de la visión práctica de la carrera de oficiales mercantes", concluyó.

OEM

Asegura API Altamira que el puerto registra recuperación de la carga

Gobierno e IP anuncian inversión de 70 mil mdp en corredor del Istmo de Tehuantepec

Sector privado interesado en invertir y operar en puerto isla del Carmen: APICAM