Los puertos panameños se han mantenido al ‘pie del cañón’ durante estos cinco meses de pandemia para garantizar la operación y abastecimiento de productos esenciales a la población y a la industria en general.

Sin embargo, ante la alta ola de contagios han tenido que replantear su forma de operación y adquirir tecnología de punta para proteger la salud de todos los que laboran dentro de sus instalaciones.

Por ejemplo, Panamá Ports Company, que opera los puertos de Balboa y Cristóbal ha adquirido una tecnología infrarroja y térmica para la medición de la temperatura, una especie de escáneres corporales.

Según la compañía, este innovador aparato posibilita medir la hipertermia a gran escala al momento de ingresar al puerto; de igual forma, el sistema permite alertar si el personal no usa la mascarilla al entrar, disminuyendo el riesgo de contagios por Covid-19 y otras enfermedades.

La empresa portuaria destaca que con la adquisición de este tipo de tecnologías lidera su compromiso con la salud y protección de sus colaboradores, clientes, contratistas y autoridades.

 “Hemos venido Invirtiendo en tecnología de punta para seguir operando de forma segura las 24 horas al día, los 365 días al año ofreciendo excelencia en el servicio, generando soluciones integrales en materia logística para con nuestro país y la región”, sostiene la compañía portuaria.

Comunidad Portuaria con información de agencias

Por errores de procedimiento el dictamen que da el control de los puertos a la Armada fue regresado a la comisión

En el puerto de Veracruz inició operaciones la terminal de granel agrícola PETRA

Debido a la pandemia marinos mercantes no han podido desembarcar en varios puertos del mundo