Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador divulgara la existencia de una investigación abierta por robo de combustibles en puertos del país, la periodista Ana Lilia Pérez señaló que los puertos marítimos en México se han convertido en puntos de distribución para huachicoleros náuticos, que operan en contubernio con personal de Pemex.

Durante su participación en la Mesa de Análisis de Aristegui en Vivo, la periodista explicó que existen rutas marítimas en el Golfo de México que son operadas por ladrones de combustible, y que interceptan buques de Pemex que transportan gasolina importada de Estados Unidos.

De acuerdo con investigaciones realizadas desde 2018, Pérez detectó que barcos que zarpan desde Ciudad del Carmen suben hasta el norte del Golfo y operan, particularmente, en dos puertos: Tuxpan y Tampico.

“Desde que entran los barcos al Golfo de México ya hay todo un mecanismo de operación mediante el cual a estos barcos se les sustrae parte de su carga, y hay una colusión con personal portuario, y personal de Petróleos Mexicanos”.

El combustible robado es descargado en pipas y transportado, para después ser vendido a empresas gasolineras mexicanas y centroamericanas.

La periodista destacó que en el proceso de comercialización son utilizadas facturas falsas, por lo que resulta tan relevante llevar a cabo revisiones de los documentos fiscales utilizados para mantener este mercado ilícito.

“Tiene razón el presidente cuando dice que los puertos son áreas contaminadas, corruptas, muy corruptas, pero el planteamiento aquí es que no basta pensar que ahora transfiero las atribuciones a la Armada, porque no tenemos la certeza de que las Fuerzas Armadas sean impolutas”, dijo Ana Lilia, haciendo referencia iniciativa de militarizar los puertos y operaciones de Marina Mercante.

Para el periodista Fabrizio Mejía, los puertos del pacífico son una puerta importante de los precursores de droga provenientes de Asia, en particular del fentanilo, un poderoso opiáceo sintético que está siendo utilizado por los cárteles de la droga para fabricar heroína, sin recuirrir a la goma de amapola.

El consumo de fentanilo ha generado un mercado importante en Estados Unidos entre los adictos a los analgésicos controlados, así como en usuarios de heroína, por su elevada potencia y su bajo costo.

También destacó investigaciones recientes, que ligan el tráfico de enervantes y de sus precursores en los puertos mexicanos, con aumentos en los índices de violencia, particularmente de feminicidios.

“Este es un problema que tiene que ver con nuestra relación con Estados Unidos, porque allá han habido más de 200 mil muertes por fentanilo, es uno de los focos rojos del narcotráfico este momento, mucho más que la cocaína o la heroína”.

Comunidad Portuaria con información de Aristegui Noticias

La Capitanía de Puerto regional de Acapulco, confirmó que la navegación para todo tipo de embarcaciones quedó abierta en el puerto, luego de más de 3 meses que fue cerrado debido a la emergencia sanitaria por Coronavirus.

La neopiratería silenciada en el golfo de México

Llegó el verano y con él los propietarios de yates comienzan a llegar a puertos de Yucatán