Habitantes y visitantes del puerto de Progreso observaron este jueves el fenómeno de “marea baja” o “marea viva”, que ocasionó que el mar se alejará más de 40 metros de la playa, sin representar peligro alguno para las personas.

Durante el día, este fenómeno llamó la atención de las personas que llegaron al malecón del Puerto de Progreso, principalmente de un crucero que arribó este jueves al muelle de altura de este municipio costero yucateco.

De acuerdo con especialistas, este fenómeno ocurrió en este puerto yucateco en la víspera de la primera Luna llena de 2020, y se explica que las “mareas vivas” ocurren cuando la Tierra, la luna y el sol están alineados, lo que ocasiona que la fuerza de atracción sea máxima.

De acuerdo con expertos, este tipo de fenómenos ocurre cada año y es probable que éste se haya presentado en otros puertos yucatecos como San Felipe, donde los pescadores y bañistas reportaron el alejamiento del mar a las playas.

De hecho, ésta no es la primera vez que se ve este fenómeno en Progreso, pues en febrero del año pasado se registró una situación similar, pero más notorio, pues el mar se alejó más de 100 metros.

Comunidad Portuaria con información del Diario de Yucatán y del Financiero

La Capitanía de Puerto regional de Acapulco, confirmó que la navegación para todo tipo de embarcaciones quedó abierta en el puerto, luego de más de 3 meses que fue cerrado debido a la emergencia sanitaria por Coronavirus.

La neopiratería silenciada en el golfo de México

Llegó el verano y con él los propietarios de yates comienzan a llegar a puertos de Yucatán