Maersk anunció que instalará un sistema de baterías de 600 kWh a bordo del portacontenedores “Maersk Cape Town” en diciembre de 2019 como parte de una prueba que busca mejorar el rendimiento y la confiabilidad de la nave al tiempo de reducir sus emisiones de CO2. “Esta prueba proporcionará una mayor compresión del almacenamiento de energía que ayudará a Maersk a avanzar hacia una mayor electrificación de su flota y terminales portuarias. Maersk continuará facilitando, probando y desarrollando soluciones bajas en carbono en nuestro viaje a convertirnos en carbono neutral para el 2050”, explicó Søren Toft, director de operaciones de Maersk.

La propulsión de los buques mediante baterías está a años de ser una opción viable desde el punto de vista técnico y económico. Sin embargo, por ahora estos sistemas pueden usarse para mejorar la eficiencia de los sistemas eléctricos a bordo, como es el caso de los generadores del “Maersk Cape Town”.

Al mantener los generadores auxiliares de la embarcación con una carga óptima y evitar el funcionamiento de los generadores cuando no se necesitan, se puede reducir el consumo general de combustible, indicaron desde Maersk.

Este sistema apoyará a los generadores con hasta 1.800 kVA de potencia durante los cambios rápidos en la carga eléctrica, como la operación de propulsores. Esto puede reducir los requisitos de mantenimiento del generador.

Comunidad Portuaria

Asalto pirata en altamar a barco italiano no es el primero; hay al menos 200 casos: Autoridades

Proponen reorientar 300 mil mdp que serán para Dos Bocas y Tren Maya