Es una realidad que los mares del mundo sufren de contaminación constante debido a diversos factores, en nuestro país, en el Golfo de México los principales contaminantes son los hidrocarburos, plaguicidas y microplásticos.

Lo anterior afecta el funcionamiento de importantes ecosistemas como los corales, manglares, humedales y pastos marinos, además de las pesquerías comerciales y la economía de los habitantes ribereños, señaló el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Alfonso Vázquez Botello.

El Golfo de México, ubicado entre los litorales de México, Estados Unidos y Cuba es único en el país ya que confluyen procesos físicos, químicos, biológicos y geológicos que le otorgan características singulares y la convierten en un mar altamente dinámico.

Se estima que 90 por ciento de los ríos que desembocan de él están altamente contaminados; los plaguicidas afectan gravemente sus costas, mientras que los contaminantes más graves para sus mares y litorales son los hidrocarburos provenientes del petróleo. Como resultado los desechos industriales y portuario-industriales, las descargas urbanas, así como los desperdicios mineros, petroleros y agrícolas, han introducido en sus aguas grandes volúmenes y variedad de contaminantes.

“Los procesos extractivos, urbanos e industriales se han incrementado de manera dramática en los últimos 20 años, afectando a la ecología y productividad de este ecosistema”, anotó. La extracción petrolera en la zona es causa de grave contaminación ambiental, derrames gigantescos de petróleo y liberación de energía, lo que a su vez afecta a los seres marinos y otras especies de la zona.

Comunidad Portuaria

Confirma Comisión Interamericana de Puertos que galardonará a la mexicana Claudia Sánchez Porras

Avanza la obra de modernización del Puerto de Veracruz